martes, 13 de diciembre de 2011

Oh, crap!


"¿Pero por qué la verdad engendra odio (Cicerón) si se ama la vida feliz, que no es sino el gozo de la verdad?
Simplemente porque la verdad es tan amada que, quienes aman otra cosa, querrían que lo que aman fuera la verdad; y como no quieren ser engañados, rehúsan admitir que se han equivocado.
 Por consiguiente, odian la verdad a causa de eso que aman como si fuera la verdad.  La aman cuando brilla, la odian cuando refuta. En efecto, como no quieren ser engañados y quieren engañar, la aman cuando revela y la odian cuando los revela a ellos."


(San Agustín, Confesiones).

1 comentario:

Anónimo dijo...

freak