jueves, 1 de septiembre de 2011

Descenso

Y es la vida siempre vertical, demorando tumbas.

Inútil algo más que este caminar entre arenas movedizas
Que esta tristeza como agua de pozo
Voraginándome,
Al descenso.

Bajo los peldaños de una escalera dispar: 
un paso: el amor, otro paso: la muerte. 
Y soy solo eso:
Figurita soñada de la noche.

Porque nunca se acabará, porque aun cuando se acabe:
habrá más, cada vez más que desenterrar.

No quiero más este lenguaje de señas con la sombra
Todo este naufragio bajo las uñas

Quiero un amor sano, una cama limpia
Que mis gestos disten un poco más de los de una niña.
Quiero todo eso y sin embargo no hago nada
Me quedo acá, y el acá es mi ventana:
Visión desordenada de todas las vidas.

3 comentarios:

Saia-Olsen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriel A. Saia dijo...

Escribís bellísimamente, mujer.
Más allá de eso, las impresiones me encantaron.
¡Tenés lindas manos!
Seguí así, por favor...

RomiCi dijo...

Hermoso!