jueves, 18 de noviembre de 2010

Me siento como quien busca desesperadamente, en un recital, a alguien que se le perdió. voy dando vuelta espaldas equivocadas y disculpándome mientras escucho tu voz colarse por los intersticios de la multitud, lejos y a veces, cerca, escucho que dice mi nombre; veo gente que encuentra a su amigo perdido, veo sus caras de sorpresa y veo como se ponen a bailar tan agradecidos, veo y es tan triste, sobre todo que el recital se pasa, y es mi vida, y no te encuentro, pero por ahí me canse y encuentre a alguien perdido o que perdió como yo y nos pongamos a bailar también y estaremos agradecidos, porque el recital pasa y es mi vida. 

2 comentarios:

& dijo...

Qué lindo texto, che, en serio...

Me hizo acordar mucho a una historia que contaba una vez Dolina...

Hablaba de un soldado que volvía de la guerra después de mucho tiempo. Regresaba a su hogar, a la mujer que lo esperaba, a los hijos que había dejado... Pero percibía un aire distinto en el ambiente. Sus hijos no eran sus hijos pero no importaba; ellos esperaban a un padre. Su mujer no era su mujer pero tampoco importaba; ella también aguardaba el regreso de un marido.

Sus necesidades (el regreso a casa, el fin de la espera) se complementaban a la perfección. Y no importaban los nombres de los protagonistas. Entonces nadie decía nada y vivían como familia.

Muy lindo, no?

Una historia similar, pero ya con un toque de humor, es la de un joven Skinner (los Simpson) volviendo de la guerra en Vietnam. La madre sabe que ése no es su hijo, pero lo recibe como tal, porque necesita tener ese hijo volviendo a sus brazos. Él se adapta perfectamente, porque necesita una madre.

No te firmo el comentario así te dejo intrigada y no sabés quién soy, jajaj... XD Por alguna razón, se me ocurre que podría parecerte copado este minúsculo misterio... =P

Abstrakta dijo...

bueno, me reconforta haber evocado todas esas resonancias (en especial la de skinner: tristisima) en una completo/a e intrigante desconocido/a. no escribo para nadie,- este blog es como un sotano de objetos perdidos- (mentira: no tengo mas memoria en la computadora, ni siquiera para un misero archivo de word) asi que van a parar aca y siempre es bueno que un nadie para el que no escribo me lea y se exprese asi por lo menos se mas o menos que quise decir con el texto.
saludos