miércoles, 10 de marzo de 2010

A una amiga.

Cada amigo representa un mundo nuevo dentro de nosotros, un mundo que tal vez no habría nacido si no lo hubiéramos conocido. Anais Nin. Róbenle las alas a otra Ella ha nacido para ser viento Para desandar los caminos cotidianos y encontrarles otro rumbo Destronar a las verdades de su inútil nomenclatura y demostrar que en el mundo aún hay excepciones y mucha locura Grietas de luz y una canción paracaídas Que el arco iris nunca muere Y que los poetas no dicen mentiras Que la vida es bella hasta en la muerte y que donde otros solo ven ella mira Pero si alguna vez se enreda con las espinas y cae rendida ante el espanto créanme que yo estaré a su lado canturreándole nuevas aventuras, dibujando un pentagrama en su frente para que nunca se olvide de aquella melodía que me enseño en algún que otro recreo jugando a la rayuela, escondidas- Quiero que la vida sea su tiempo y la pasión su guía. Y que no le vengan con imperios maltrechos Ella no es un peón de obediente ciencia Sino un corazón azul andando a la deriva desplumada de prejuicios descalzada de mentiras, amante de quien la invoca, ¿por qué nunca se calla la boca? Ella es mi amiga y si al pasar deliran es porque no saben a cuanto poder su magia invita, es una guerrera con piel de rosa, y un horizonte fecundo en la mirada Un camaleón de risas en la panza y un caleidoscopio de inmortales sueños habitan su mente a cualquier hora. Sabe que aunque las sombras la emulen ella será mas fuerte porque su sonrisa es el antídoto que las palabras no tienen. La voz que el viento no sabe Las manos que el amor no siente Los ojos que el mundo ha cerrado

3 comentarios:

Amorexia. dijo...

Solemnes y poderosas las palabras... trascendentales a pesar de su impotencia.

Deshora.

Rubén Darío Carrero dijo...

"Los ojos que el mundo ha cerrado".

sírvete!

finalmente los poetas no dicen mentiras.

beso

Poly dijo...

Impecable, como siempre.